Qué se estudia en CANTO?

El estudio del canto se puede dividir en dos unidades. Por un lado la Técnica Vocal y por el otro la Expresión Artística.

Dentro de la primera unidad se encuentran los siguientes temas: La postura, la respiración, la fonación, la resonancia y la articulación.

POSTURA: Todos tenemos nuestra manera de pararnos "bien" pero quizás este concepto esté errado. Para cantar es fundamental tener una conciencia corporal que nos permita, sin mirarnos al espejo, sentir que la columna está derecha, lo que se llama sensaciones propioceptivas. Por eso muchos de los ejercicios corporales no tienen relación directa con el canto pero nos ayuda a conocer nuestro cuerpo. La producción de la voz está a cargo de músculos muy pequeños que apenas sentimos, si no podemos controlar y sentir nuestro cuerpo que esta a la vista, menos vamos a poder controlar estos musculitos que no vemos y ni sentimos; es decir empecemos a trabajar desde lo simple hacia lo complicado, empecemos desde la postura del cuerpo en su totalidad, y luego trabajamos la postura de la musculatura comprometida en el canto.


RESPIRACIÓN: La materia prima de la voz es el aire. La respiración debe ser entrenada, con el objetivo de hacer inspiraciones cortas y exhalaciones largas. Esto se logra a partir de la práctica con conciencia y conocimiento. El aire entra en el cuerpo y ocupa un espacio, este espacio debe ser flexible y esta flexibilidad depende de los músculos que rodean los pulmones. Hacia abajo se mueve el músculo diafragma, que es el piso de los pulmones, y hacia los costados se mueven los músculos intercostales. Cuanto más se muevan más aire entra. En la exhalación los músculos vuelven a su estado de reposo, debemos controlar estos músculos para que vuelvan a su estado de reposo muy lentamente durante la exhalación, esto nos da la sensación de controlar la salida del aire. Por lo tanto no es tan importante la cantidad de aire que se toma, si no la capacidad de controlar esta salida.

FONACIÓN: El sonido se produce en la laringe a la altura de la nuez por la vibración de las cuerdas vocales. Las cuerdas vocales son dos músculos que se encuentran en un tubo y que cuando se cierran tapan o bloquean el tubo o laringe. Cuando se abren se mantienen unidas al tubo desde su parte anterior y la parte posterior se abre y el espacio vació tiene forma de triángulo. Cuando están abiertas es por que estamos respirando normalmente, cuando estamos hablando o cantando las cuerdas se juntan y cuando pasa el aire, la mucosa de las cuerdas vocales vibra y el aire se transforma en sonido. Este complejo mecanismo se va adiestrando con la práctica para su correcto funcionamiento.

RESONANCIA: El sonido producido por las cuerdas vocales es amplificado por la resonancia de las cavidades que recorre el aire hasta salir por nuestra boca. Según la forma de nuestra laringe, faringe, boca, nariz y senos paranasales (agujeros en el cráneo) nuestra voz toma un color individual. Es por eso que cada uno tiene una voz diferente, uno reconoce fácilmente la voz de un conocido, pero: ¿por que no reconocemos de la misma manera a un saxofonista de otro? Por que los saxofones no tienen tan distinta forma entre ellos como nuestras cavidades de resonancia. Sí es fácil reconocer el sonido entre un saxofón y una flauta. La buena resonancia se practica a partir de la correcta ubicación de la lengua, el paladar móvil y el maxilar inferior, es decir de todas las partes que podemos mover. La nariz es un importante resonador pero no la podemos mover... pero si tenemos mocos la voz suena diferente. La proyección y sonoridad de la voz depende de la resonancia.

ARTICULACIÓN: Gracias a que articulamos bien entendemos las palabras, cantar con palabras nos obliga a trabajar y conocer la postura correcta de cada una de las letras o mejor dicho fonemas. Para cantar exageramos un poco la articulación para que se entienda bien lo que decimos, por eso es fundamental abrir la boca y dejar salir el sonido, parece simple pero no es tan fácil relajar la mandíbula y dejarla caer para cantar, y a la vez articular bien con la lengua. Además una buena articulación nos habla de que los órganos están flexibles, por ende el sonido también lo será.
Todos estos ítems se relacionan en la práctica y se trabajan separadamente o en conjunto: La mala postura lleva a una mala respiración. La mala respiración lleva a que las cuerdas vocales tengan o sientan que tienen que trabajar más. Si las cuerdas vocales trabajan mal el cuello se tensa y no dejan el espacio necesario para resonar bien. Si el aire no sale con energía no pueden llegar a activar todos los resonadores. Si no logro tener un buen sonido mi oído me indica inconscientemente que debo cantar más fuerte, empeorando todo el sistema aún más. Todo esto me lleva a la tensión general del cuerpo, por ende una mala articulación. Y si no articulo bien no se entienden las palabras.

La segunda unidad corresponde a la expresión artística e interpretación de canciones, lo que llamamos repertorio:
Técnica vocal: Medio de expresión y no un fin

APLICAR LA TÉCNICA AL CANTO y CANTAR CON EMOCIÓN: No es fácil hablar de Técnica en la interpretación, sin hablar del compromiso artístico. Creo profundamente que cuando estamos cantando desde el corazón, conectados con la canción desde la emoción la técnica mejora. ¿Por qué? Creo que ocurre algo a nivel hormonal que nos ayuda a relajarnos, así como cuando comemos chocolate o hacemos ejercicio liberamos endorfinas, cuando cantamos con emoción ocurre lo mismo, esta hormona ayuda a relajar al cuerpo por lo tanto va a trabajar focalizando la energía donde tiene que estar y evitando tensiones indeseadas o movimientos parasitarios. No vamos a creer que es algo mágico pero mejora muchísimo. Creo que las personas libres de prejuicios y vergüenzas, se dejan llevar por lo que quieren transmitir y la técnica buena o mala es el medio de expresión y no el fin. "Importa mucho comprender que la incompetencia no significa falta de la acción esencial para alcanzar el objetivo, si no que consiste en gran medida en ejecutar actos innecesarios, parasitarios"


Oración a la Familia